Facebook Ico
Publicidad
Blog
Piccata de Ternera con Queso Parmesano y Perejil

Piccata de Ternera con Queso Parmesano y Perejil

El Gran Apetito de Guy, con
Episodio: GI-1501H
Guardar receta

Crea una cuenta gratis o inicia sesión para guardar tus recetas favoritas

Ingresar
Piccata de Ternera con Queso Parmesano y Perejil
Icono Rendimiento 2 a 4 porciones
Icono Tiempo de Preparación 10 minutos
Icono Tiempo de Cocción 15 minutos
Icono Tiempo Total 25 minutos
Icono Facilidad de Preparación Fácil

Ingredientes:

  • 2 chuletas de ternera con hueso de 350 gramos
  • 1 taza de harina para todo uso
  • 1 cucharada sal kosher
  • 2 cucharaditas de ajo granulado
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 1 taza de caldo de pollo con bajo contenido de sodio
  • 2 cucharadas de alcaparras escurridas
  • 1 diente de ajo picado
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • Un chorrito de vinagre de vino tinto
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado finamente
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado

Preparación:

  1. Comienza golpeando y aplanando las chuletas de ternera. Coloca las chuletas entre dos pedazos de papel plástico y golpea suavemente desde el hueso hacia afuera hasta que tengan medio centímetro de espesor.
  2. En un plato hondo, mezcla la harina, la sal, el ajo granulado y la pimienta. Remoja las chuletas de ternera en la harina sazonada y agita para eliminar el exceso de harina.
  3. Utiliza una sartén grande (30 cm), calienta 2 cucharadas de mantequilla y el aceite a fuego medio alto. Cocina las chuletas de ternera hasta que estén doradas, unos 2 minutos por cada lado. Pasa a un plato y reserva.
  4. Reduce el fuego a bajo y desglasa la cacerola con el vino blanco. Raspa los residuos y cocina a fuego lento hasta que el vino se reduzca a la mitad. Añade el caldo de pollo y cocina por 5 minutos. Transfiere la mezcla a un tazón. Añade las alcaparras y el ajo a la sartén y saltea hasta que estén ligeramente dorados, unos 30 segundos. Añade la salsa reducida de nuevo a la cacerola y calienta de nuevo a fuego lento.
  5. Justo antes de servir, añade el zumo de limón y un toque de vinagre de vino tinto y apaga el fuego. Agrega el resto de la mantequilla y 2 cucharadas de perejil. Ajusta la sazón si es necesario.
  6. Sirve las chuletas cubiertas con la salsa en un plato grande y adorna con el queso parmesano.
¿Qué te ha parecido la receta?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Loading...

Deja un comentario

Cerrar
¡Recibe nuestros platos más deliciosos!
SUSCRÍBETE