Sesión para usuarios registrados

Sólo para usuarios registrados
¿Acepta sugerencias de menús? ¿O guardar sus recetas favoritas?

Crear mi perfil o
Blog
Recetas

Pasta con Almejas, Vino Blanco y Salchicha Italiana Picante

Ver todas las recetas El Gran Apetito de Guy, con
Episodio: GI-1606H
Rendimiento 4 a 6 porciones
Tiempo de Preparación 10 minutos
Tiempo de Preparación Inactivo 20 minutos
Tiempo de Cocción 25 minutos
Tiempo Total 55 minutos
Facilidad de Preparación Fácil

Ingredientes:

  • 36 almejas pequeñas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra-virgen
  • 1/2 cebolla amarilla picada
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 1 chile rojo mediano, por ejemplo “jalapeño rojo” o “Fresno rojo”, finamente tajado
  • 2 cucharaditas de semillas de hinojo
  • 1/2 libra de salchicha italiana picante, envolturas retiradas
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 1 1/2 tazas de tomates uva
  • 3 ramitas de tomillo fresco, hojas retiradas
  • 1 libra de linguine
  • Sal kosher y pimienta negra recién molida
  • 3 cucharadas de mantequilla fría cortada en cubos
  • La ralladura y el jugo de ½ limón
  • 1/4 taza de perejil de hojas planas fresco picado
  • Pecorino Romano rallado para servir (opcional)

Preparación:

Precalienta el horno a 177 grados centígrados.

Coloca las almejas en un tazón grande y cubre con agua fría del grifo. Añade bastante sal al agua y remoja las almejas por 20 minutos a una hora para eliminar la arena y la mugre. Escurre y lava las conchas bien debajo de agua fría que esté corriendo.

Coloca un recipiente para asar sobre dos fogones. Calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto. Añade las cebollas y el ajo y saltea por 2 a 3 minutos, o hasta que ablanden. Añade el chile, el hinojo y la salchicha, y cocina por 3 a 4 minutos, mezclando ocasionalmente para romper la salchicha.

Una vez la salchicha esté bien dorada. Desglasa el recipiente con el vino blanco. Añade las almejas y mezcla todo hasta que esté bien combinado. Organiza los tomates encima, añade el tomillo y espolvorea con sal y pimienta. Transfiere el recipiente al horno y cocina hasta que las almejas se abran y los tomates cereza estén asados y jugosos, 10 a 12 minutos.

Mientras, en una olla grande llena de agua salada hirviendo cocina el linguine hasta que esté al dente. Cuando las almejas estén listas, lleválas a la estufa a fuego alto. Hierve suavemente para reducir el líquido excesivo y para abrir las almejas que aún estén cerradas (mezclando vigorosamente con una cuchara de madera también ayuda)

Prueba la salsa y sazona con sal como sea necesario.

Escurre la pasta y transfiérela directamente al recipiente de asar. Añade la mantequilla, la ralladura y el jugo de limón y el perejil. Con pinzas, mezcla todo junto para cubrir la pasta en la salsa.

Sirve con bastante pecorino rallado encima.

Anterior Siguiente