Sesión para usuarios registrados

Sólo para usuarios registrados
¿Acepta sugerencias de menús? ¿O guardar sus recetas favoritas?

Crear mi perfil o
Blog
Recetas

Mermelada de Mora

Ver todas las recetas Tiffani te Invita, con
Episodio: CCTIF-202H
Rendimiento 2 tazas
Tiempo de Preparación 5 minutos
Tiempo de Cocción 10 minutos
Tiempo Total 15 minutos
Facilidad de Preparación Fácil

Ingredientes:

  • 2 tazas de moras (aproximadamente 340 gramos)
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 tazas de azúcar

Preparación:

Coloca las moras en una sartén grande de esmalte o acero inoxidable. Trae a una ebullición completa a fuego alto, machacando las moras con un machacador de papas mientras se cocinan. Añade el jugo de limón y hierve ferozmente por 1 minuto, mezclando y machacando constantemente.

Añade el azúcar y dale a la mezcla un nuevo hervor. Cocina, mezclando constantemente, hasta que se comience a ver como un jarabe y espese ligeramente, aproximadamente 5 minutos. Retira del calor y comprueba si está listo: un termómetro de caramelo debería registrar 104 grados C y la mezcla debería cubrir la parte trasera de una cuchara. Pasa un dedo — o un objeto aproximadamente igual de ancho a un dedo– por la mermelada. Si la mermelada no corre y llena el vacío, está lista. En caso contrario, devuelve la sartén al calor por otros 2 minutos y prueba otra vez. Asegúrate de no dejar que la mezcla se espese demasiado — se hará más espesa mientras se enfría.

Cuando la mermelada esté lista, transfiere a un jarro hermético y deja enfriar a temperatura ambiente, aproximadamente 2 horas. Cubre con una tapa bien ajustada y refrigera. La mermelada se mantendrá hasta 2 semanas.

Nota del cocinero: El truco aquí es no cocinar demasiado la mermelada. Se enfría rápidamente y lo más probable es que si piensas que está suficientemente espesa, probablemente sí lo está. Siempre retira la mermelada del calor para probar si está lista, porque en el tiempo que te tomas para probar la mermelada se podría cocinar de más. Es mejor errar del lado que no está suficientemente cocida, porque una vez se cocine de más — oscura, espesa, y oliendo a azúcar caramelizada — no puede ser rescatada.

Anterior Siguiente