Sesión para usuarios registrados

Sólo para usuarios registrados
¿Acepta sugerencias de menús? ¿O guardar sus recetas favoritas?

Crear mi perfil o
Blog
Recetas

Galletas de la Ciudad del Pecado

Ver todas las recetas Giada en Italia, con
Episodio: GJ-0105H
Rendimiento 8 porciones
Tiempo de Preparación 15 minutos
Tiempo de Preparación Inactivo 1 hora 5 minutos
Tiempo de Cocción 20 minutos
Tiempo Total 1 hora 40 minutos
Facilidad de Preparación Fácil

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina para pan
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal kosher
  • 1 taza de mantequilla sin sal, refrigerada y en cubos
  • 1 taza de azúcar morena clara
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 2 huevos refrigerados
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla pura
  • 1 taza de chispas de chocolate semidulce
  • 1/2 taza de chocolate semidulce

Preparación:

En un tazón grande bate la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio y la sal. Deja la mezcla a un lado.

Pon la mantequilla fría en el tazón de una batidora y bate a una velocidad intermedia por 1 minuto. Añade el azúcar morena y el azúcar granulada. Mezcla hasta que estén bien incorporadas. Añade los huevos y la vainilla. Mezcla a una velocidad media baja hasta que la mezcla se vea cortada o separada. Apaga la batidora y agrega los ingredientes secos. Mezcla a una velocidad baja hasta que tengas una masa. Apaga la batidora y a mano, usando una espátula de plástico, añade las chispas de chocolate mientras mezclas de una forma envolvente.

Usando la medida de una taza pon porciones de masa en una bandeja para hornear cubierta de papel parafinado. Pon la bandeja en el congelador y congela por 1 hora.

Precalienta el horno a 191 grados centígrados.

Saca las galletas del congelador y mételas directamente al horno. Cocina hasta que las galletas no estén completamente cocidas en el centro, pero que también estén doradas por encima y en los bordes; 20 minutos.

Deja enfriar las galletas en la bandeja por 5 minutos y después ponlas en una rejilla para que se enfríen completamente.

Anterior Siguiente