Sesión para usuarios registrados

Sólo para usuarios registrados
¿Acepta sugerencias de menús? ¿O guardar sus recetas favoritas?

Crear mi perfil o
Blog
Recetas

Espárragos Asados con Huevo Frito Crujiente

Ver todas las recetas Giada en Italia, con
Episodio: GJ-0105H
Rendimiento 4 porciones
Tiempo de Preparación 10 minutos
Tiempo de Cocción 15 minutos
Tiempo Total 25 minutos
Facilidad de Preparación Fácil

Ingredientes:

Gremolata de Miga:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 taza de migas de panko (migas de pan al estilo japonés)
  • 1 cucharadita de ralladura de cáscara de limón (1 limón)
  • 1/4 cucharadita de hojuelas de ají
  • 1/8 cucharadita de sal kosher
  • 1/2 taza de hojas de perejil italiano, picado
  • 2 cucharadas de parmesano rallado

Espárragos:

  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, más un poco de aceite adicional para rocíar
  • 450 gramos de espárragos finos cortados un poco para que no queden muy largos
  • 1/2 cucharadita de sal kosher
  • 4 huevos grandes

Preparación:

Para la Gremolata: Calienta una sartén grande a fuego medio. Añade las migas de panko y el aceite de oliva y dora, revolviendo a menudo con una cuchara de madera hasta que las migas estén doradas y tostadas. Transfiere las migas a un tazón pequeño, y mientras todavía están calientes, añade la ralladura de limón, las hojuelas de ají y la sal. Mezcla y deja enfriar a temperatura ambiente. Añade el perejil y el queso, y mezcla.

Para los Espárragos: Limpia la sartén con un paño limpio. Pon la sartén sobre fuego medio alto y añade 2 cucharadas de aceite de oliva. Agrega los espárragos y ¼ cucharadita de sal. Cocina, revolviendo y girando los espárragos con una pinza, hasta que los espárragos tengan un color verde brillante y estén bien cocinados y un poco dorados; de 4 a 5 minutos.

Divide los espárragos en 4 platos para servir. Regresa la misma sartén sobre fuego medio-alto y añade las 2 cucharadas de aceite de oliva que quedan. Rompe dos huevos y ponlos en la sartén. Ten cuidado al hacer esto, ya que los huevos pueden salpicar. Espolvorea con un poco de sal y bájale al fuego un poco hasta que los bordes del huevo estén dorados y crujientes, de 2 a 3 minutos. La yema no debería estar seca. Repite este proceso con los dos huevos que quedan. Usando una espátula ranurada, pon un huevo en cada plato. Espolvorea cada plato con la gremolata, y rocía con un poco de aceite de oliva si deseas

Anterior Siguiente