Sesión para usuarios registrados

Sólo para usuarios registrados
¿Acepta sugerencias de menús? ¿O guardar sus recetas favoritas?

Crear mi perfil o
Blog

7 secretos para preparar el mejor merengue

El merengue o suspiro es un complemento muy popular en el mundo de los postres. A simple vista parece una receta muy fácil de hacer; bates los huevos, dejas que lleguen a punto de nieve, y por último vas echando el azúcar poco a poco; pero hay muchas formas en que puede quedar mal: pasado de azúcar, con grumos, aguado, con poca azúcar; o peor aún, puede que no levante lo suficiente.

Para que esto nunca te pase, aquí vamos a compartir los 7 secretos mejor guardados para lograrlo:

  1. Primero lo primero; todos los instrumentos que vamos a usar tienen que estar completamente secos; desde las aspas de la batidora, hasta la taza que usamos para medir el azúcar. Una sola gotita de agua puede dañar nuestro merengue antes de empezar.
  2. Las claras deben estar completamente limpias. No les puede quedar ni un poquito de amarilla porque esto también podría dañar el merengue.
  3. No es recomendable empezar a batir un merengue cuando la cocina está muy caliente. Levanta mejor cuando estás en un ambiente con una temperatura menos elevada. Si estás horneando algo puedes batirlo en otro lugar de la casa. Blog3B
  4. Cuando comiences a batir, coloca la batidora en la velocidad más alta, esto ayudará a que las claras levanten más rápido y lleguen al punto de nieve con mejor consistencia.
  5. Para ayudar un poco a que las claras levanten mejor, puedes agregar un ¼ de cucharadita de crémor tártaro o unas gotas de jugo de limón.
  6. Hay que batir el merengue hasta que no tenga ni un solo grumo de azúcar. Tendrá la consistencia perfecta, si al poner al revés el recipiente en el que lo están haciendo, el suspiro no se derrama.
  7. Una vez que el merengue tenga la consistencia perfecta, hay que usarlo inmediatamente, para que no cambie su textura.
 

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.